¡Bienvenidas a nuestro sueño!

Si has llegado hasta aquí es porque te apasionan las cosas diferentes. Te gusta hacer de los detalles grandes recuerdos y de los grandes recuerdos, cosas especiales.

Nos apasiona el mundo de la crianza y la lactancia por eso hemos creado UAP Joyas maternales, la web donde hemos conseguido unir todo lo que nos gusta: joyas únicas, objetos para hacer la crianza más fácil e útil, asesoría en lactancia…

Estas somos nosotras ➡️

Hola a tod@s!

Soy Silvia, mamá de Pau, nací el día del Golpe de Estado, el 23F de 1981, vine al mundo el único día que no se podía salir a la calle…Así soy, lucho por conseguir lo que me propongo.

Soy Diplomada en Ciencias Empresariales, he trabajado siempre en oficinas, hasta que en mi último trabajo prescindieron de mi cuando supieron de mi embarazo. Ahora sé que es lo mejor que me pudo pasar, porque he disfrutado de la maternidad junto a mi hijo, que va a hacer 2 añitos.

Siempre pensaba que volvería a trabajar en alguna oficina, encerrada entre 4 paredes y trabajando de cabeza. De repente un día me vino una inspiración, que se juntaron con las fuertes ganas de continuar disfrutando del día a día con mi hijo.

Descubrí en los preparativos de mi boda, que se me daban bien las manualidades y disfrutaba con ello, me encargué de toda la decoración, de ahí surgió mi idea, ¿a qué podría dedicarme que estuviese relacionado con la maternidad y pudiese hacerlo desde casa? así poder estar más tiempo con mi hijo, de ahí surgió el proyecto de “Uap Joyas Maternales”.

Para mi es un sueño, dedicarme a algo con lo que disfruto, organizándome desde casa y encima no tener que separarme tantas horas de mi hijo…

Me gusta viajar, la naturaleza, la comida sana, creo en la crianza respetuosa, disfruto muchísimo de la familia y amig@s y sobre todo me encanta jugar con mi hijo.

Desde que soy madre, duermo poco, no uso tacones, ni me maquillo, mi pelo casi todos los días se recoge en un moño, voy casi todo el día con la teta fuera, ya que seguimos disfrutando de la lactancia y sobre todo soy una madre feliz.

Mi hijo es mi inspiración, el principal motor de mi vida, también lo son mi familia (tengo dos hermanos a los que adoro), amigos y mi marido, que me apoya en todo.

El nacimiento de un hijo te cambia la vida, tanto personal como profesional. La conciliación laboral en España es pésima, por eso he tenido la necesidad de abandonar mi profesión y hacer algo que me deje disfrutar de la infancia de Pau, como nos merecemos.

Me considero una persona fuerte y me esfuerzo por crecer y ser mejor cada día.

Creo en los sueños, eso hace que junto a mi esfuerzo los haga realidad. Me gusta aprender cosas nuevas.


Soy Raquel, mamá de Aitana, ella ha cambiado mi forma de ver la vida. Cuando vi por primera vez la cara de mi hija experimente el amor más puro y único que jamás había vivido. Sentí que el resto de mi vida me encargaría de que esa personita, que tenía entre mis brazos, fuese feliz. Todo lo que creía importante pasó a un segundo lugar, yo misma, pasé a un segundo lugar. Si antes dedicaba 1 hora al día arreglándome, ahora en 5 minutos estoy lista. Mis zapatos de tacón han sido relevados por zapato cómodo y plano, mi pelo largo, divino, cuidado y suelto al viento ahora en mucho más corto. Mi ropa interior sexy está en el fondo del cajón. Pero nada de todo aquello que tenía antes de ser madre causaba en mí el efecto que causa mi hija diciéndome; mami te quiero mucho. Ella es mi inspiración y por ella he decidido dar un giro a mi vida. Me dedico a ella a tiempo completo, disfruto al máximo de la crianza horizontal y cada día, mi pequeña renacuaja, me enseña algo nuevo. Me ha enseñado que adoro ser madre.

Me he formado como Asesora de Lactancia en Edulacta. Sigo amamantando a mi hija y seguirá siendo así hasta que ella o yo queramos. Me apasiona la lactancia materna y ayudar a las personas, por lo que ser Asesora es algo maravilloso, puedo acompañar a otras mamás en algo único y natural, ofreciéndoles mi experiencia y mi formación.

Mi hermana Silvia y yo estamos muy unidas, nos llevamos 13 meses entre nosotras. Tosas las etapas de la vida las hemos experimentado juntas, incluso ahora, la de ser madres. Compartimos inquietudes, sentimos la maternidad del mismo modo, criamos a nuestros hijos desde el respeto, el amor y la comprensión. Las dos creemos que lo más importante es poder ver crecer a nuestros hijos y disfrutar de ellos. Cuando me planteó emprender juntas esta aventura quise aportar mi granito de arena. Le propuse hacer TORRES DE APRENDIZAJE inspiradas en la filosofía de María Montessori. La torre de aprendizaje es una herramienta para el niño en la que creemos, dada nuestra manera de entender la crianza. Tanto las Joyas maternales como la torre de aprendizaje son ideas que respetan las necesidades del niños. Las Joyas son el recuerdo de haberle dado lo mejor de ti a tu hijo y las torres de aprendizaje una herramienta que pones al alcance de tu hijo para respetar sus ritmos evolutivos y fomentar su autonomía.

El nombre de las Torres de aprendizaje MAMITÚ es un juego de palabras entre mami y tú. Donde MAMI es una servidora y TÚ es mi hija. MAMITÚ somo las dos creciendo juntas.

Antes de embarcarme junto a mi hermana en este hermoso proyecto trabajaba en un despacho, soy Técnico Superior en Administración y Finanzas, trabajaba a media jornada para poder criar a mi hija. Decidieron que no continuase en la empresa porque necesitaban a una persona a jornada completa. En aquel momento no lo entendí, ahora con la distancia creo que las cosas siempre ocurren por alguna razón y aquello fue el empujón que necesitaba para hacer realidad uno de mis sueños, poder criar a mi hija y dedicarme a lo que me gusta desde casa.

Si quieres acompañarnos en esta aventura, os invitamos a que nos sigáis en Facebook, Instagram y Twitter.